Mitsubishi celebra 100 años de historia y 80 de experiencia en 4×4

Cuando Mitsubishi Motors Corporation (MMC) presentó en 2012 el Outlander PHEV en el Salón del Automóvil de París, trajo un concepto completamente nuevo al mercado: el primer SUV híbrido enchufable con tracción a las cuatro ruedas del mundo. Un notable éxito de ventas y líder en su segmento en nuestro país desde el inicio de su comercialización. El Outlander PHEV es también el último descendiente de una larga tradición en Mitsubishi de vehículos con cuatro ruedas motrices, que comienza en 1935 con el PX33.

1936 PX33: con él, empezó todo

El PX33 es un punto de referencia para Mitsubishi Motors, ya que fue el primer vehículo

4WD que luce el logotipo de los tres diamantes. Desarrollado por la firma, en aquel entonces Mitsubishi Heavy Industries (MHI), surgió de un primer prototipo, PSF33, equipado con motor de gasolina, que vio definitivamente la luz en diciembre de 1935. En 1936 surgió el segundo prototipo del PX33, del que se produjeron solo cuatro unidades.

Todos fueron probados en condiciones extremas, que superaron con gran éxito, sin embargo, MHI dudaba en continuar con la producción en serie del modelo. Consideraban que era demasiado pronto y, por este motivo, el proyecto PX33 no tuvo continuidad.

Como un homenaje a las raíces 4WD de Mitsubishi, Sonauto (Distribuidor francés de MMC en ese momento) desarrolló una réplica de rally del PX33 de 1936, utilizando el equipamiento de competición del Pajero. Un ejemplar pasó a las manos de un equipo de siete personas en el Rally París-Túnez-Dakar de 1989 y finalizó 31º con el francés Jean- Pierre Jaussaud al volante. Como reconocimiento adicional, ahora se exhibe una réplica del PX33 en el museo de MMC, en la recientemente remodelada Mitsubishi Auto Gallery, ubicada en Okazaki (Japón), cerca del centro de I + D de la compañía.

1953 Jeep: el paso a la fama

El segundo capítulo de la historia de la tracción a las 4 ruedas de Mitsubishi comenzó – indirectamente- 17 años más tarde, en 1953, cuando la compañía firmó un acuerdo con Willys Overland Corporation para fabricar su famoso Jeep (CJ3) bajo licencia en Japón. El primer modelo fue el Mitsubishi Jeep J3. Nadie en 1953 imaginaba que la producción duraría hasta 1998, con aproximadamente 200.000 unidades, incluyendo variantes con carrocería corta y larga, así como un ‘station wagon’.

1980 Forte: el 4WD de Mitsubishi vuela solo

Mientras producía los modelos Jeep en su fábrica de Nagoya (Japón), Mitsubishi Motors comenzó a planear su futuro, y se involucró en el desarrollo de su propia tecnología de tracción en las cuatro ruedas que desembocó en el pick-up Forte, capaz de transportar una tonelada; el primer L200 en muchos mercados extranjeros. A principios de los 70, MMC sentía que un estilo más orientado al pasajero tendría mayor atractivo para el público del segmento de vehículos industriales, pero al mismo tiempo conservando la robustez requerida por los usuarios profesionales y con el añadido de una transmisión a las cuatro ruedas. Tras un periodo de intensa investigación y desarrollo, el Forte debutó en 1978, y se lanzó en muchos mercados extranjeros como L200. Habían pasado ocho largos años desde el diseño hasta la producción, pero fueron bien empleados. Las ventas en su primer año llegaron a las 45.000 unidades y aumentaron drásticamente a más de

100.000 el año siguiente. El tren motriz 4WD fue introducido en 1980.

El  Forte  /  1ª  serie  del  L200  ocupa  un  lugar  especial  en  la  historia  de  la  compañía, conocida  desde  1970 como  Mitsubishi  Motors  (después de  que  la entonces división motriz de Mitsubishi Heavy Industries Co. se escindiera para convertirse en una entidad corporativa separada), ya que plantó las semillas de la tecnología 4WD, que desarrolló posteriormente el SUV Pajero (mayo de 1982) y el Delica 4WD MPV (octubre de 1982 en formato 4WD).

1982 Pajero (denominado Montero en España): ‘Lifestyle’

Mitsubishi Motors previó la demanda de vehículos todoterreno más civilizados y modernos,  por lo que tanteó con varios prototipos SUV ‘lifestyle’, basados en modelos existentes como el Pajero I (1973), hasta que se lanzó el Pajero definitivo. En 1979 se presentó el prototipo Pajero II y, tres años más tarde, se conoció la primera generación del Pajero, que comenzó un nuevo capítulo en la génesis de los todocaminos, e inauguró la tendencia ahora tan popular de los SUV modernos compactos orientados al estilo de vida. Desde 1982 hasta la fecha se han fabricado más 3 millones de ejemplares del Pajero (llamado Montero en nuestro mercado), lo que significa una verdadera historia de éxito que todavía dura hasta nuestros días.
Igualmente cómodo en carretera que fuera de ella, ya fuera como duro animal de carga o elegante todocamino, el Montero añadió el brillo único de la competición a sus credenciales cuando MMC y Sonauto decidieron participar en la carrera esencial en el mundo del todoterreno: el legendario Rally Dakar. Desde su entrada en 1983, el Montero acumuló un impresionante historial de carreras que incluye un palmarés de 12 victorias en el Dakar entre 1985 y 2007, así como la Copa Mundial de la FIA 2003 en Rallyes Cross Country. Estas hazañas son parte de la formidable reputación que MMC ha desarrollado en el mercado de SUV en todo el mundo, no igualada por cualquier otra marca hasta la fecha, y que continúa hoy con el Outlander PHEV o el nuevo Eclipse Cross.
1992 Lancer Evolution: Campeón del Mundo
La tecnología 4WD de Mitsubishi, aplicada a robustos todoterreno como el Montero y el L200 (tanto en sus versiones de calle como de competición), se convirtió en un arma imbatible en rallyes durante los años noventa, y dio lugar a la aparición de una nueva generación de automóviles como el Lancer Evolution, que se convirtió rápidamente en un icono. Mitsubishi Motors desarrolló originalmente el Lancer Evolution a partir del Lancer sedán, un modelo de 2.500 unidades para su homologación en el Grupo A, y competir así de manera más efectiva en el Campeonato Mundial de Rallyes de la FIA. El resto es historia: diez generaciones sucesivas de Lancer Evolution, multitud de victorias y varios títulos WRC: 4 de pilotos (1996, 1997, 1998, 1999) y 1 de marca (1998).

A través de su exitosa participación en el Mundial de Rallyes, el Lancer Evolution del Grupo-A brindó la oportunidad a Mitsubishi de desarrollar la tecnología automovilística más avanzada, que aplicó luego al modelo de serie.  Uno de los mejores ejemplos es su sofisticado All-Wheel Control (más tarde evolucionado al sistema actual “Super-All Wheel Control” o S-AWC) cuyos principios básicos aún se encuentran en el Outlander PHEV. Inicialmente aplicado al Galant VR4 de 1987, el sistema introdujo después el control activo de guiñada (AYC), también en el Lancer Evolution, y en este último se sumó un diferencial central activo (Active Central Differential, ACD) en 2001.

Desarrollado después para la última generación del Lancer Evolution, lanzado en 2007 (2008   en   Europa),   el   S-AWC   es   un   sistema   de   control   dinámico   que   gestiona integralmente sistemas de cuatro componentes:

–   ACD (Diferencial central activo)

–   AYC (Active Yaw Control, control de guiñada)

–    ASTC (Control de estabilidad activo)

–   ABS deportivo

El S-AWC proporciona un control integrado y unificado de estos sistemas para mejorar la respuesta en giros, la tracción y la estabilidad del vehículo, no solo al acelerar, sino también al frenar en curvas y bajo otras situaciones de conducción.

2012: Outlander PHEV con tracción 4WD

El sistema PHEV de Mitsubishi Motors estrena el Twin-Motor Four-Wheel Drive acoplado a su S-AWC  (“Super All Wheel Control”). Basado en la tecnología de tracción a las cuatro ruedas desarrollada y perfeccionada en el Lancer Evolution, el S-AWC de Outlander PHEV integra el control de los sistemas 4WD, ASTC ABS y AYC (Active Yaw Control). Además, junto con el sistema PHEV, el S-AWC distribuye la potencia a los ejes delantero y trasero, entre las ruedas de la izquierda y la derecha, para mejorar la estabilidad de conducción y la precisión de manejo. El S-AWC reduce la limitación de fuerza del diferencial y el deslizamiento de las ruedas anteriores mientras optimiza la distribución de potencia entre los dos ejes para garantizar una aceleración poderosa desde parado. Además, la función “BLOQUEO 4WD” mejora la respuesta a través de la transferencia de potencia entre los dos ejes, que mejora la tracción y la estabilidad en línea recta, sobre nieve, barro y otras superficies de carretera resbaladizas.

Más allá…

Respaldados por una gran experiencia en tracción integral de más de 80 años, esta última evolución a un sistema 4WD eléctrico ha convertido al Outlander PHEV en el buque insignia de la tecnología de Mitsubishi Motors. Desde el sencillo sistema que se ofrece en el minicamión eK-Wagon japonés, hasta la sofisticación de la caja de transmisión Super Select en el Montero y L200 o el avanzado Super-All Wheel Control 4WD disponible en el nuevo Eclipse Cross.

Y mirando más allá se vislumbran los nuevos fundamentos de la próxima generación de vehículos de Mitsubishi Motors Corporation, donde la carrocería SUV se unirá a la tecnología EV, ya sea completamente eléctrica o híbrido enchuifable, con la seguridad que siempre aporta la tracción a las cuatro ruedas.